China en Presente

Bitácora de viajes sobre el saber y el sabor de una cultura a través de Viajesastroboy


Publicado 28-04-2020



Pekín, Xian, Shanhgai, Guilín, Hong Kong.


Esta bitácora describe un trayecto. Resume una interacción de sentidos hacia una civilización atravesada por los cuatro elementos de la naturaleza. No es matemáticas ni son analogías numéricas, son afectos y es cultura, es el sabor y el saber de un viaje enigmático donde dos viajeros abiertos al devenir describimos en tiempo presente el recuerdo de una experiencia que aún rebota en nuestros pensamientos.

Ya estamos en Pekín o Beijing en pleno invierno, sorpresa desde el aire al ver la Gran Muralla China, la que parece rozar las alas del gigante 777 que la sobrevuela, Llegada al aeropuerto y primera impresión la de un gran país, mucho orden y pulcritud, a menos 6 grados de temperatura la sensación polar relenta los músculos de la cara y acelera el enrojecimiento de la nariz ocurriendo imperceptiblemente una transformación poco grata por el afilado y gélido frío seco. No obstante lo primero que hacemos al dejar el hotel es recorrer sus calles a la deriva, siguiendo la gente y el olor de las comidas. En cada cuadra hay como mínimo 5 restaurantes y aprovechamos el hambre inflada por 12 horas de viaje hacia el futuro para meternos en un chiringuito porque el menú estaba a medias en ingles. Casi nadie habla inglés, pero con ayuda de la mímica ordenamos y comimos como nunca, debido también a que nos encanta la comida china, nos animamos a degustar y arriesgarnos a probar lo desconocido. La comida pekinesa es nórdica, es picante, aromática y esta llena de calorías por el intenso frío, comentan que es la unión de tradiciones de los  mongoles, de Huang y de Sechuan. De esa primera experiencia aún salivamos el atrevimiento, fue un acierto inmenso al paladar que entre expectativas hacia la desconocida cultura y las mezclas de sensaciones en boca, gritamos con los ojos la gran emoción y el sacio de nuestras ganas cuando masticamos.

 Conocimos el Palacio Imperial en la Ciudad Prohibida y como no sacarse de la cabeza la película El Ultimo Emperador. Visitamos el Palacio de Verano Imperial, unos inmensos jardines con árboles de más de 100 años, y ya en la noche el esperado y exquisito plato típico de Beijin el famoso Pato Pekinés.


Parte 2

Xian: el Corazón de China.

Ciudad de los Guerreros de Terracota, rica en una gastronomía  al vapor, llamada la ciudad de los raviolis o Ding Sam. En la noche teníamos una cena en un teatro con espectáculo incluido sobre música y danza tradicional de la región. La cena era una degustación de todos los tipos de raviolis que tienen  hasta los rellenos dulces que de verdad estaban muy buenos.


 Salimos al día siguiente a las ruinas de los Soldados y Corceles de terracota que los chinos llaman la Octava Maravilla, de verdad que son impresionantes, imponen con una fuerza milenaria cargada de misterio, es una visita obligada porque la historia te rebota en el pensamiento. De allí,  visitamos luego La Gran Pagoda de la Oca Silvestre, un templo budista de una belleza sublime por lo que terminas agotado de tanta belleza y espiritualidad.





Shanhgai Capital Comercial de China

Llegada a Shangai, la temperatura muy parecida a Xian, (6 grados), Conocimos Los Jardines de Jujuan. Lugar muy característico donde Hollywood ha filmado muchas películas, la zona rodeada de un mercadillo increíble que visitaríamos al día siguiente. Desde el malecón estábamos asombrados con tanta modernidad, tantos rascacielos y edificios al mas puro estilo americano, todo mezclado con una enigmática atmosfera oriental de sorpresa y curiosidad a la vista nuestra tan occidental. Visitamos el Templo de Buda de Jade donde compramos el Té de la larga vida. Pasamos por una feria de comida donde la mezcla de olores era increíble por su variedad, muchos pinchos de cosas extrañas a nuestro entender. Shanhgai es una ciudad muy grande y moderna, su gastronomía esta centrada en mariscos y pescados al vapor, Movilizarse en ella es como transitar laberintos y pasajes cargados de historia, su comercio es avasallante invitando al regateo y búsqueda de la oferta u objeto exótico porque es una práctica usual.

Parte 3

 

 

Guilin Ciudad del Agua

Para nosotros esta ciudad no decía nada al principio de nuestro tour pero es una de las mas bellas que hemos visto en China, esta llena de colinas tal cual como uno las dibujaba de niño, es un paisaje muy peculiar por sus cientos de colinas  una al lado de otra como las caricaturas en acuarela que siempre habíamos visto en calendarios chinos. Visitamos La Colina de Trompa de Elefante con Pagoda, bordeada por el río Licuan de 4000 kilómetros de largo, o sea, la distancia de Caracas a New York. Visitamos La Gruta de Flauta de Bambú, una cueva donde se han formado caminos y donde han colocado luces y sonidos para hacer de ella un recorrido multisensorial. La experiencia es mágica, de noche hicimos un tour por sus lagos en bote panorámico para observar la iluminación de la ciudad y los pescadores con sus Cormoranes, unos pájaros que le amarran al cuello  un anillo para que no se traguen el pescado que atrapan al sumergirse dentro del lago y que entregan de vuelta a su amo pescador. Al siguiente día recorrimos el Río Lijiang en barco para observar pueblos de la ribera y sus colinas. El agua en Guilin es parte de su vida.


Hong Kong
6 de enero 2010

Ciudad que impacta por sus rascacielos, literalmente es la Mónaco de Asia por su lujo extremo. Visitamos La Colina Victoria, su Bahía, el pueblo Abeerdeen y el Mercado Flotante. Su gastronomía es muy rica y la reconociamos mucho más por ser más cantonesa, la colonia de chinos que se asentaron  en Venezuela. Los Dimg Sam, los Wang Tong y las carnes mixtas son parte de un colorido único y gustoso. Hong Kong es lujo, es caos en sus calles llenas de tarantines en contraste con su glamour. Visitamos La Montaña de Polin que alberga el Buda de Bronce mas grande del país y de Asia. Para llegar a él debes subir en un teleférico que ofrece vistas increíbles de la isla ganada al mar para su gran aeropuerto, el más grande del mundo, De noche esta muy iluminada y vislumbra invitando a descubrirla y volviéndonos noctámbulos turistas.
China y Hong Kong en este viaje de saberes y sabores nos ha marcado, de ella hemos aprendido que la grandeza es producto de trabajo y pasión por la superación. Lo mundano y lo espiritual conviven en armonía y allí se nos revela como un gigante, como una potencia que dará mucho de que hablar y de asumir como referencia.



Comentarios sobre :
China en Presente

Buscar en el blog